RSS

Archivo de la categoría: Embarazo

Beneficios del masaje Tui Na durante el embarazo

Los 4 beneficios del masaje Tui Na durante el embarazo

La medicina tradicional china es conocida por ser una de las mejores, ya no solo a nivel físico sino también a nivel emocional. Si bien es cierto que lo que más se conoce en Occidente de esta medicina tradicional es la acupuntura, existen muchas otras terapias que son altamente recomendables en los momentos más complicados de las personas, como puede ser el embarazo en la mujer.

Teniendo en cuenta todos los cambios tanto físicos como mentales que sufren las mujeres embarazadas, la medicina tradicional china es uno de los mejores complementos a las terapias más convencionales –al menos para occidente-.

masaje tuina

¿Qué es el masaje terapéutico Tui Na?

Este tipo de masajes se usa como medio curativo y rehabilitador, basado en los principios generales de la medicina china tradicional. Esto implica que se busca tonificar el XU y dispersar el Shi para estimular lo anti-patógeno y evitar los patógenos. Con este tipo de masajes, se pretende equilibrar el YING y el YANG interno a cada persona, facilitando la recuperación de la armonía circulatoria: el Qi y el Xué.

En los masajes Tuina, se utiliza la compresión rítimica para lubricar y manipular las articulación a partir de los canales de energía del cuerpo, también conocidos como meridianos corporales. Estos masajes contienen técnicas de effleurage, amasamiento, percusión, fricción, tracción, rotación, balanceo, vibraciones y sacudidas. Aunque este masaje se asemeje a los más comunes en Occidente, el Tuina tiene como objetivo ser terapéutico, más que relajante.

Con este masaje se consiguen efectos internos desde lo externo ya que con él se pretende restablecer el equilibrio psico-físico-energético, es decir prevenir tratando desde el primer momento para poder evitar problemas y no solo corregirlos.

4 beneficios del masaje Tui Na durante el embarazo

Además de tratar y prevenir lesiones en tejidos blandos –musculatura y tendones-, el Tuina tiene muchos otros beneficios.

Mejora la circulación sanguínea

Mediante a la aplicación de la fricción y la presión, se trabaja sobre las arterias y venas principales del cuerpo, lo que permite reactivar la circulación. Esto ayuda a evitar problemas cardíacos o de transporte de la glucosa, los cuales son relativamente frecuentes en el embarazo.

Mejora la eliminación de toxinas

A lo largo de nuestra vida, acumulamos muchas toxinas las cuales se llegan incluso a almacenar en nuestros órganos y músculos. Aunque no lo creamos, muchas de ellas pueden ser traspasadas al embrión aunque –en su mayoría- no afectan a su desarrollo. Uno de los beneficios del masaje Tuina durante el embarazo es que se propicia la eliminación de estas toxinas mediante la activación de los músculos.

Armoniza cuerpo y mente

Uno de los mayores problemas de las embarazadas es poder controlar las emociones y las sensaciones. Gracias al masaje Tuina, esto se consigue ya que se trabaja para liberar las tensiones que presionan los músculos. De este modo, se concentra el esfuerzo en que el cuerpo vuelva a sus niveles básicos para que no se sufran altibajos demasiado agresivos –ni mental ni físicamente- para la mujer embarazada.

Ajusta la bio-información del organismo

Gracias al masaje Tuina, los desajustes hormonales durante el embarazo son menos perceptibles ya que se intenta trabajar el reajuste –casi automático- del cuerpo. Esto se consigue con la relajación de los músculos y los órganos principales que no absorben tanta cantidad de oxitocina y, por lo tanto, afectan menos a la mujer.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 junio, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: ,

Cambios emocionales durante el embarazo

Cambios emocionales durante el embarazo

A lo largo del embarazo las mujeres son algo así como una coctelera de hormonas que nunca deja de batirse. Esto supone que, aunque no se pretenda ni se quiera, muchas mujeres se levantan eufóricas y al poco rato están tremendamente tristes. Los cambios emocionales durante el embarazo son el pan de cada día, lo que las hace estar arriba o abajo en cuestión de segundos.

Una vez que nos enteramos de que estamos embarazados, lo más lógico es buscar información acerca de cómo se desarrolla el embarazo, qué puede suceder y, sobre todo, se busca información que nos ayude a superar el embarazo de la mejor de las maneras. Sin embargo, son pocas las mujeres que se plantean antes un por qué que el propio cómo.

Por eso, hoy queremos explicar cuáles son los cambios emocionales que sufre la mujer durante el embarazo, trimestre a trimestre.

Cambios emocionales según el trimestre

Primer trimestre

Cambios Emocionales Embarazo

A lo largo de los tres primeros meses, la futura mamá tiene momentos de gran fluctuación emocional. A muchas personas les cuesta entenderlo, pero es bastante normal que, cuando el cuerpo se desregula hormonalmente, existan una serie de altibajos emocionales incontrolables. Aunque es cierto que estos son mucho más notables tras la sexta semana, es habitual empezar a experimentar mucho más estrés y ansiedad que de costumbre. Los problemas de los cambios de humor y la ambivalencia vienen más tarde, aunque cada mujer es un mundo por lo que pueden aparecer según la mujer.

Estos cambios emocionales son mucho más frecuentes en mujeres que experimentan síntomas físicos como vómitos o náuseas por la mañana, mal estar generalizado, mareos, problemas digestivos, etc. La libido también suele disminuir ya que el cansancio es un efecto evidente del embarazo, asó como las molestias físicas y el miedo a dañar al feto.

El entendimiento en la pareja es fundamental en esta situación y evitar así más cambios emocionales que puedan alterar a la embarazada y, también, acabar con la paciencia de su pareja –ya sabéis que la presión emocional es horrible para los hombres-.

Segundo trimestre

A lo largo de estos meses, la tranquilidad vuelve a forma parte de la vida de la embarazada ya que, aunque siguen habiendo cambios emocionales, el cuerpo está mucho más preparado y dispuesto para que estos se realicen. Además, el tiempo de adaptación a este tipo de cambios ya se ha superado y la futura mamá ya es realmente consciente de la gestación. Esta asimilación repercute directamente al estado emocional de la madre, haciendo que vea las cosas de forma más positiva que antes ya que puede seguir con su actividad habitual sin que se impongan prioridades molestas –como vómitos, mareos, estreñimiento…-.

Las molestias del primer trimestre ya no están y la pareja puede volver a disfrutar del sexo ya que la libido de la mujer se encuentra en esta etapa por las nubes y tiene un aumento de la sensibilidad.

Cambios Emocionales Embarazo

Tercer trimestre

En estos últimos meses comienzan de nuevo los cambios emocionales ya que la mujer se siente mucho más insegura debido a los cambios físicos que está experimentando su cuerpo. La falta de sueño, la micción constante, los dolores de espalda, y demás molestias, hacen que la mujer esté mucho más susceptible e irritable de lo que estaba con anterioridad.

Además, el tercer trimestre parece pasar mucho más lento, lo que hace que el estrés y la ansiedad por conocer al bebé y por acabar con todo el embarazo aumente. Es entonces, cuando aparece el síndrome del nido, con el que viene incrementada la necesidad de hacer cambios estructurales en la casa, hacer limpiezas exhaustivas y asegurar todos los posibles lugares de la casa. Es un momento del embarazo donde la angustia es el primer síntoma emocional que tiene que superar la embarazada.

A muchas embarazadas, estos cambios emocionales les preocupa en exceso ya que piensan en cómo le afectarán en su día a día, ya no solo en su pareja, sino en el trabajo, con sus amigos y familiares. Aunque son cambios emocionales que no se considerarían clínicamente graves, para muchas mujeres se hacen bastante pesados, por eso, en el momento que detectéis que no podéis con ellos, os recomendamos que contactéis con un experto para que os ayude y guíe en todo el proceso.

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 junio, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: ,

Los antojos durante el embarazo

Los antojos durante el embarazo

Decir que los antojos durante el embarazo son algo inesperado, es mentirse a sí misma. Todas las mujeres que han pasado por un embarazo sabe a la perfección que los antojos o los rechazos no son algo opcional: si te ataca, te ataca. Entre el 60% y el 90% de las embarazadas sufre de antojos durante el embarazo y todas las que están o quieren estar embarazadas saben que esto puede ocurrir.

Los antojos son deseos irrefrenables de comer un alimento concreto que, si no se satisface, atormenta a la embarazada durante un buen rato ya que, según confirman los expertos de la revista Journal of Maternity, hasta el 40% de las embarazadas es capaz de oler y de degustar el “antojo” sin tenerlo delante o haberlo siquiera probado en ese momento.

Antojos durante el embarazo

¿Por qué aparecen los antojos durante el embarazo?

Como todas las mamás y futuras mamás, todas sabéis que, a lo largo del embarazo, el cuerpo cambia y las hormonas se alteran de una manera casi alocada. Nada más empezar el embarazo, la placenta produce una serie de hormonas que consiguen que el organismo sufra una serie de transformaciones que hace que aumente el deseos y el ansia de comer o que las haga desaparecer debido a las náuseas.

Son estas variaciones las que hacen que algunos alimentos de pronto parezcan incomibles y otros, que antes no estaban presentes en la top list de comida favorita, sí lo estén y se vuelvan en verdaderos antojos irrefrenables

En general y aunque no hay estudios que lo demuestren a ciencia cierta, se considera que si el antojo durante el embarazo persiste esto se puede deber a una carencia nutricional.

 ¿Son los antojos durante el embarazo una respuesta del organismo a carencias nutricionales?

No todos los expertos anuncian que esto es posible ya que, como bien apunta Elizabeth Somer –autora del libro Nutrición para un embarazo saludable– “si las embarazadas quisieran lo que su cuerpo necesita y demanda, todas comerían más brócoli y menos chocolate”. Teniendo en cuenta de que una dieta sana, equilibrada y combinada con ejercicio es la clave para que una embarazada obtenga todos los nutrientes que necesita. Sin embargo, existen ciertos alimentos que responden a ciertas necesidades del cuerpo.

Muchas embarazadas que tienen un fuerte antojo por los helados o, incluso, por el hielo a palo seco, suele ser debido a las náuseas. Está comprobado que el frío ayuda a rebajar la sensación de angustia y a limitar los vómitos, sobre todo los matutinos.

Por su parte, los antojos de chocolate y queso suele estar vinculado con un déficit nutricional de grasas e incluso vitamina B. Además de esto, los antojos durante el embarazo varían mucho y responden a muchas variantes, la necesidad de comer ternera o cerdo, por ejemplo, se vincula a una carencia de proteínas.

Aunque puede que haya una correlación entre algunas carencias y los antojos, esto no es lo que pasa en general. Las embarazadas tienden a tener antojos muy fuertes y realmente sin sentido. En algunas ocasiones se ha llegado a ver casos en los que los antojos durante el embarazo eran muy dispares como la necesidad de comer pepinillos con una onza de chocolate.

 antojos durante el embarazo

Como ya hemos dicho, es importante satisfacer los antojos, aunque es cierto que hay que controlarlos mucho ya que un exceso de chocolate, por ejemplo, no es saludable ni para la madre ni para el bebé. Por eso, los antojos durante el embarazo, tras consultarlo con el endocrino, se sustituyen por alimentos más naturales como frutas, verduras, etc…

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 mayo, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: ,

Las personas a las que más vas a odiar el día del parto

Las personas a las que más vas a odiar el día del parto

Hay un hecho que es impepinable el día del parto y es que SIEMPRE la embarazada estará a la defensiva. Puede sonar absurdo, pero está claro que las hormonas, el ajetreo y el dolor pueden con ellas. Y por mucho que digan, aunque sea el día más esperado después de nueve meses, o el día más feliz de tu vida, esas horas se hacen tan eternas y el sufrimiento tan largo que hay mucha gente que estorba más que ayuda.

Sabemos que todas las embarazadas necesitan a sus parejas a su lado en este día tan importante, así como muchas necesitan a sus madres, sin embargo cuando la ansiedad, el estrés y el cansancio pueden con ellas, hay una serie de personas que tienen casi prohibido aparecer por ahí. ¿Quiénes? Estas son las respuestas más comunes.

Día del Parto

Los ayudantes-obervadores

Esos ayudantes que están ahí, en la sala, mirando, sin hacer nada. ¿Es necesario que estén ahí? Muchas veces simplemente están por estar, pero a muchas embarazadas les resulta incómodo que estén presentes durante su parto.

Los que se creen que la habitación es un bar

La mayoría de las embarazadas sufre de jaqueca los días y horas previas al parto y, sin embargo, no parece que nadie tenga la consideración de no hacer mucho ruido. Muchas veces la habitación en la que se encuentra se convierte más en un sitio donde mantener tertulias acaloradas que un sitio de descanso para poder dilatar el día del parto.

Los familiares y amigos que aparecen tarde por la noche

No es que se quieran más o menos, todas coinciden en que es de agradecer que aparezcan, ¿pero es necesario que lo hagan casi de madrugada cuando ellas solo quieren dormir? Tened en cuenta que el día del parto es uno de los más difíciles de todo el embarazo.

La madre que lo sabe todo

Da igual que sea la madre de la embarazada, la tía, la abuela, la suegra o una amiga: no hay nada que abrume y enfade tanto a una embarazada en el día del parto que tener a alguien constantemente esté recriminándole lo que está haciendo mal.

Los que traen comida

Si hay algo que vuelve locas a las embarazadas a lo largo del último trimestre es la comida, sobre todo el dulce pero es lo que más prohibido tienen comer. Muchos no tienen en cuenta esto y llegan con mogollones de comida sin tener en cuenta que durante el día del parto la embarazada tiene prohibido comer y mucho más dulces.

El médico que nunca contesta

Si es médico y sabe lo que le pasa, ¿por qué no contesta? Esto es algo que muchas afirman que les pasa a lo largo del día del parto y es por lo que más pierden los nervios.

Tu yo pasado

Si hay alguien que es muy frecuente en estas respuesta es el yo pasado de las embarazadas. Durante el día del parto siempre todas son conscientes y se culpabilizan por no haber hecho los ejercicios que el ginecólogo les recomendaba para que se preparasen para el parto.

Seáis del tipo de persona que seáis tened en cuenta que el día del parto es el peor día de todos los nueve meses, ya que las hormonas están a flor de piel y el cansancio y el estrés hacen mella en cualquiera.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 abril, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: , ,

El dolor de cabeza durante el embarazo

El embarazo, además de trastornos físicos como estrías, celulitis, dolores de espalda, etc, provoca otro tipo de molestias y se puede hacer, en muchas ocasiones, un poco cuesta arriba. El estrés, la falta de descanso o, incluso, las posibles depresiones acaban produciendo dolor de cabeza casi constante en algunas ocasiones.

Aunque a muchas este tipo de sintomatología no les llega a afectar, el dolor de cabeza es lo más habitual durante el embarazo. Y sí, es una de las dolencias que más mal se pasa durante los meses de gestación.

Dolor de Cabeza durante el embarazo

Por eso, para que consigáis aliviaros y deshaceros de este tipo de dolores, os dejamos algunos consejos para evitar el dolor de cabeza.

5 consejos para evitar el dolor de cabeza durante el embarazo

Dormir

El descanso es muy importante y más durante el embarazo. El dormir se hace esencial, sobre toso si se quieren evitar el dolor de cabeza, ya que es la forma que el cuerpo tienen de autorregularse. En los momentos de descanso, el cuerpo segrega melatonina y relaxina que son las hormonas encargadas de hacer que el cuerpo se relaje –desde los músculos hasta los propios órganos- y se “reestablezcan” para quedarse estables.

Por eso, en muchas ocasiones, para evitar el dolor de cabeza durante el embarazo, se recomienda que los momentos de sueño y de descanso sean más numerosos que largos. Por eso, es muy recomendable echarse alguna que otra siesta.

Desconecta

Lo mejor para deshacerse del dolor de cabeza es relajarse, tranquilizarse y olvidarse de todo. Sabemos que es algo muy complicado pero es posible deshacerse de los molestos dolores de cabeza simplemente intentando desconectar de todo lo que creáis que os están creando ansiedad.

El descontrol hormonal es lo que hace que la mujer embarazada sea mucho más susceptible que cualquier persona al estrés, la ansiedad y, por lo consiguiente, los dolores de cabeza.

Para ello, sal a la calle a pasear, date el capricho de un buen masaje, date un baño de espuma relajantes, acude a una sesión de risoterapia con tus amigas, ¡o lo que quieras! Lo importantes es conseguir que se disperse aquello que te provoca ansiedad.

El agua fría

Es uno de los trucos caseros más típicos, los que recomiendan todas las abuelas. Usa las compresas con agua fría sobre la frente para que se rebaje la tensión arterial que se acumula en la cabeza. Además, aplicarse un poco de agua fría en la nuca consigue también aliviar el terrible dolor de cabeza que se van produciendo durante el embarazo.

Haz ejercicio

El ejercicio es bueno en cualquier momento, por eso si te sientes estresada y tienes dolor de cabeza, este consejo es el mejor. Gracias al ejercicio segregarás dopamina y serotonina, que son las hormonas que se encargan de hacernos sentirnos bien, por lo que hará que el dolor de cabeza desaparezca.

Además, soltarás adrenalina consiguiendo liberarte del estrés y de la ansiedad acumulada. Recuerda que no sirve cualquier tipo de ejercicio y que hay deportes especialmente concebidos para mujeres embarazadas.

Remedios tradicionales

Hay muchas mujeres que confían en otro tipo de curas más allá de los medicamentos tradicionales. Los más usados son la acupuntura y el reiki, los cuales son remedios en los que se trabaja la acumulación de energías negativas. De este modo, se liberan la energía acumulada por culpa de los malos momentos.

Si bien es cierto que estos consejos son muy buenos, cada uno tiene sus propios remedios. Intentadlo e ir probando las cosas para descubrir qué es lo que mejor os viene. Además de esto, si los dolores persisten consultad a vuestro ginecólogo o médico.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: , ,