RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2016

Complementos alimenticios y medicamentos: conoce la diferencia

Complementos alimenticios y medicamentos: conoce la diferencia

No todos los productos que compras para cuidar tu salud son medicamentos, muchos de ellos son complementos alimenticios naturales que te ayudan a cuidarte y a prevenir enfermedades, pero que no tienen la consideración de medicamento.

El medicamento es un compuesto de fármacos que se utilizan para curar una enfermedad, prevenirla o para aliviar sus síntomas. Se venden exclusivamente en las farmacias, incluso aquellos que no necesitan de receta médica, como el paracetamol o el ibuprofeno.

Los complementos alimenticios, como su nombre indica, son productos alimentarios destinados a completar una dieta insuficiente. Un ejemplo muy común son las vitaminas, Si se come de una manera óptima, el cuerpo no necesitaría vitaminas extras, pero como a veces la dieta no es tan equilibrada como debería, se puede redondear esta con vitaminas adicionales.Siempre recomendamos comprar mucha fruta como la naranja y otras frutas , ricas en antioxidantes y vitaminas, siempre será mejor que tomar cualquier suplementación, no obstante como hemos indicado a veces son indispensables sobretodo en el embarazo y lactancia

Que se considera un complemento alimenticio

Para que un producto sea considerado complemento alimenticio en la Unión Europea, debe de aportar al menos un 15% de la cantidad diaria recomendada del nutriente o nutrientes que contiene.

Aunque las vitaminas son el ejemplo más conocido hay muchos tipos de complementos alimenticios, siendo los más importantes los naturales, que están compuestos por ingredientes naturales como minerales o plantas.

Donde se pueden adquirir lo complementos alimenticios

Los complementos alimenticios pueden adquirirse en cualquier tipo de establecimiento. Pueden venderse en farmacias, pero también en supermercados. Podemos verlos en casi todos ellos, en sus diferentes variedades. No necesitan de ningún tipo de receta médica y se venden libremente.

Este tipo de productos están pensados para tomar durante un periodo limitado de tiempo, no porque puedan ser perjudiciales, sino porque se considera que lo más adecuado es que finalmente, la dieta se equilibre.

Por ejemplo, si una persona sufre problemas de malas digestiones o de mal tránsito intestinal, podría tomar un complemento para regenerar la flora de su intestino pero una vez que ya vuelva a sentirse bien, podría dejar de consumir el producto.

complementos-alimenticios

En algunos casos se pueden tomar estos complementos de manera cíclica, es decir, durante uno o dos meses, descansar durante otro periodo y volver a consumirlos. Es el caso de los complementos de colágeno para las articulaciones o las curas naturales que ayudan a limpiar el hígado.

Es posible tomar más de un complemento a un tiempo mientras no sean para lo mismo, por ejemplo un complejo vitamínico y a la vez un producto para la salud intestinal. Aunque normalmente no interfieren con los medicamentos, es recomendable avisar al médico de que se están tomando estos complementos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 noviembre, 2016 en Endocrinología

 

Etiquetas: