RSS

Archivos Mensuales: marzo 2015

El dolor de cabeza durante el embarazo

El embarazo, además de trastornos físicos como estrías, celulitis, dolores de espalda, etc, provoca otro tipo de molestias y se puede hacer, en muchas ocasiones, un poco cuesta arriba. El estrés, la falta de descanso o, incluso, las posibles depresiones acaban produciendo dolor de cabeza casi constante en algunas ocasiones.

Aunque a muchas este tipo de sintomatología no les llega a afectar, el dolor de cabeza es lo más habitual durante el embarazo. Y sí, es una de las dolencias que más mal se pasa durante los meses de gestación.

Dolor de Cabeza durante el embarazo

Por eso, para que consigáis aliviaros y deshaceros de este tipo de dolores, os dejamos algunos consejos para evitar el dolor de cabeza.

5 consejos para evitar el dolor de cabeza durante el embarazo

Dormir

El descanso es muy importante y más durante el embarazo. El dormir se hace esencial, sobre toso si se quieren evitar el dolor de cabeza, ya que es la forma que el cuerpo tienen de autorregularse. En los momentos de descanso, el cuerpo segrega melatonina y relaxina que son las hormonas encargadas de hacer que el cuerpo se relaje –desde los músculos hasta los propios órganos- y se “reestablezcan” para quedarse estables.

Por eso, en muchas ocasiones, para evitar el dolor de cabeza durante el embarazo, se recomienda que los momentos de sueño y de descanso sean más numerosos que largos. Por eso, es muy recomendable echarse alguna que otra siesta.

Desconecta

Lo mejor para deshacerse del dolor de cabeza es relajarse, tranquilizarse y olvidarse de todo. Sabemos que es algo muy complicado pero es posible deshacerse de los molestos dolores de cabeza simplemente intentando desconectar de todo lo que creáis que os están creando ansiedad.

El descontrol hormonal es lo que hace que la mujer embarazada sea mucho más susceptible que cualquier persona al estrés, la ansiedad y, por lo consiguiente, los dolores de cabeza.

Para ello, sal a la calle a pasear, date el capricho de un buen masaje, date un baño de espuma relajantes, acude a una sesión de risoterapia con tus amigas, ¡o lo que quieras! Lo importantes es conseguir que se disperse aquello que te provoca ansiedad.

El agua fría

Es uno de los trucos caseros más típicos, los que recomiendan todas las abuelas. Usa las compresas con agua fría sobre la frente para que se rebaje la tensión arterial que se acumula en la cabeza. Además, aplicarse un poco de agua fría en la nuca consigue también aliviar el terrible dolor de cabeza que se van produciendo durante el embarazo.

Haz ejercicio

El ejercicio es bueno en cualquier momento, por eso si te sientes estresada y tienes dolor de cabeza, este consejo es el mejor. Gracias al ejercicio segregarás dopamina y serotonina, que son las hormonas que se encargan de hacernos sentirnos bien, por lo que hará que el dolor de cabeza desaparezca.

Además, soltarás adrenalina consiguiendo liberarte del estrés y de la ansiedad acumulada. Recuerda que no sirve cualquier tipo de ejercicio y que hay deportes especialmente concebidos para mujeres embarazadas.

Remedios tradicionales

Hay muchas mujeres que confían en otro tipo de curas más allá de los medicamentos tradicionales. Los más usados son la acupuntura y el reiki, los cuales son remedios en los que se trabaja la acumulación de energías negativas. De este modo, se liberan la energía acumulada por culpa de los malos momentos.

Si bien es cierto que estos consejos son muy buenos, cada uno tiene sus propios remedios. Intentadlo e ir probando las cosas para descubrir qué es lo que mejor os viene. Además de esto, si los dolores persisten consultad a vuestro ginecólogo o médico.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2015 en Embarazo

 

Etiquetas: , ,

DEPORTE DURANTE EL EMBARAZO

¿Es saludable hacer deporte durante el embarazo?

Son muchas las mujeres que dejan de hacer actividades rutinarias en su día a día por el embarazo. No es que esto sea algo obligatorio, pero en muchas ocasiones es el propio cuerpo el que lo exige. Una de estas actividades que se deja de lado es el deporte. Muchas mujeres embarazadas realizaban mucho deporte previo al embarazo y al verse en estado de buena ventura se acaban preguntando si deben o no seguir realizando deporte.

Al contrario de lo que se cree o se piensa, el deporte es completamente compatible con el embarazo –a no ser que tu ginecólogo se oponga completamente por algún problema de salud- ya que es beneficioso para la salud y consigue relajar a la mujer gracias a la liberación de endorfinas y adrenalina.

Deporte durate el embarazo

Beneficios del deporte durante el embarazo

Practicar ejercicio físico mejora la condición cardiovascular y muscular de la madre, favorece la corrección postural –que va complicándose conforme avanza el embarazo- y, por supuesto, evita un excesivo aumento de peso. Este último beneficio del deporte durante el embarazo es el mas importante ya que permitirá a la futura mamá enfrentarse en mejores condiciones al propio embarazo y al parto, claro.

Además de esto, disminuye las molestias digestivas y el estreñimiento que se da en la mayoría de los casos. El deporte ayuda a la mujer a liberar estrés y ansiedad haciendo que la depresión y el insomnio producido por el aumento hormonal no sean tan graves como para afectar al bienestar psicológico de la mujer.

El deporte durante el embarazo ayuda a mejorar la presión arterial y protege frente a la diabetes gestacional, lo cual resulta muy efectivo como tratamiento alternativo antes de suministrar insulina.

5 consejos a la hora de practicar deporte

Deporte durante el Embarazo

Como con todo a lo largo del embarazo, se han de seguir unas normas que nos ayudarán a la hora de realizar deporte durante el embarazo sin tener que pasar por ningún “susto”:

Nunca realices más de dos horas seguidas de ejercicio ya que esto puede fatigar tanto a tu cuerpo como al feto.

Ir aumentando gradualmente los ejercicios, independientemente de la actividad que se practique, siempre bajo la supervisión del ginecólogo y del profesional en Ciencias del Deporte y la Salud.

Modificar los ejercicios conforme se vaya avanzando en el embarazo. Se debe prestar especial atención al primer trimestre ya que el riesgo de aborto es mayor.

Controlar la respiración mientras se hace deporte ya que esto ayudará a que la oxigenación del bebé no baje.

Beber mucha agua aunque esto suponga tener que salir de la clase para ir al baño, tanto antes, como durante y después de realizar cualquier actividad física.

Deporte durante el embarazo recomendado

Como ya hemos dicho, la práctica de deporte durante el embarazo es muy beneficiosa y saludable tanto para el feto como para la madre, pero lo importante es practicar los ejercicios adecuados y sin exagerar en lo que respecta el esfuerzo y la frecuencia. Se deben evitar actividades físicas que requieran un esfuerzo elevado, como los ejercicios muy aeróbicos –Zumba o Body Pam- y los ejercicios donde se trabaje con peso –como la musculación-.

Caminar

Sí, vale seguro que muchas estáis pensando que a penas os veis los pies y que ya os resulta complicado andar de una punta a otra de la casa como para salir de paseo. Pero en realidad, caminar a ritmo moderado 30 minutos todos los días es muy beneficioso ya que no requiere de grandes esfuerzos, de una preparación física previa y nos ayudará a estar mucho más saludables.

Natación o Aquagym

Este tipo de ejercicios ayuda a tonificarnos sin forzar demasiado los músculos y es un excelente ejercicio cardiovascular en el cual no se tienen tantos riesgos como saliendo a caminar. Practicar este deporte durante el embarazo, sobre todo durante el último trimestre, hará que te sientas mucho más cómoda que con cualquier otro ya que en el agua soportarás tu peso.

Yoga

Este tipo de deporte durante el embarazo ayuda a preparar a las futuras mamás para el parto así como a controlar y mejorar la postura que se va cogiendo debido al peso que va aumentando.

Pilates

Es uno de los mejores deportes para practicar durante el embarazo ya que ayuda a aliviar algunos dolores sufridos durante este período, prepara para el parto y el post parto, ayuda a controlar la respiración, fortalece los músculos a la vez que relaja y evita la ansiedad.

Ya veis que realizar deporte durante el embarazo está permitido aunque como con todo hay que tener cierta moderación. Lo más importante es consultar con tu ginecólogo ya que él sabrá recomendarte qué deporte es el que debes practicar según el tipo de embarazo que tengas, el trimestre en el que estés y, sobre todo, dependiendo de tu condición física.

Mónica Vizcaíno, Ginecóloga en Clínica Parc Central

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 marzo, 2015 en Ginecología

 

Etiquetas: , , ,