RSS
Imagen

ESCARLATINA Y EMBARAZO

12 Jun

ESCARLATINA Y EMBARAZO

La escarlatina es una enfermedad causada por una bacteria denominada estreptococo y que afecta fundamentalmente a niños entre los 2 y 10 años. En adultos que se contagien suele ser un cuadro más anodino que simula una infección de garganta común.
Esta bacteria causante de la escarlatina coloniza la garganta provocando una inflamación bastante marcada de las amigdalas con fiebre de hasta 38º. El resto de síntomas son debidos a la toxina que libera la bacteria que desencadena en algunas personas reacciones de tipo alérgico que se manifiestan como unos habones de color rojo que pican mucho. Estos habones aparecen primero por el cuello y cara, respetando el contorno de los labios y en el trascurso de unos días se extienden a todo el cuerpo, especialmente a ingles y axilas. A los seis días la erupción ha desaparecido aunque normalmente da paso a una descamación de la piel.
Al estar causada por una bacteria no existe vacuna contra ella. Padecerla tampoco crea inmunidad, o sea que puede volver a padecerla la misma persona a lo largo de su vida.
El diagnóstico se realiza a través de cultivos orofaríngeos.
La escarlatina no afecta al desarrollo fetal. De todas formas se debe cuidar el estado de salud de la mamá y acudir al ginecólogo si existe sospecha de haberla contraído con el fin de instaurar tratamiento antibiótico con penicilina durante 10 días y dar soporte para disminuir la fiebre y otros síntomas.
En la actualidad con el uso de antibióticos, el dolor de garganta se reduce a unos 3 días y los síntomas cutáneos a menos de una semana. La erupción se puede combatir con antihistamínicos que aliviaran bastante la sensación de picor y con una crema hidratante suave.

Algunos consejos:
Puesto que el contagio es vía respiratoria a través de diminutas gotas de saliva que contienen la bacteria, mantente alejada del foco de escarlatina en la medida que te sea posible
Pañuelos o tejidos utilizados por una persona afecta de escarlatina deben desecharse o lavarse cuidadosamente
Extrema el lavado de manos si convives con un hijo menor que esté pasando por una escarlatina
Consulta a tu ginecólogo ante cualquier duda

Mónica Vizcaino Ginecóloga en

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 junio, 2014 en Ginecología

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: