RSS
Imagen

CUIDA TU PERINÉ TRAS EL PARTO

26 May

CUIDA TU PERINÉ TRAS EL PARTO

El periné es la región anatómica que se encuentra cerrando el suelo de la pelvis. Lo componen una serie de músculos y ligamentos comprendidos entre vagina y recto y que soportan todo el peso de la cavidad abdominal.
El cuidado de esta zona han de realizarlo todas las mujeres cuidadosamente, hayan tenido parto vaginal o cesárea, tengan puntos o no, pues es parte de la higiene y recuperación física posparto.
Es normal que tu periné tras el parto se encuentre inflamado, que existan heridas o laceraciones resultado del alumbramiento de tu bebé, y que incluso los primeros días percibas gran escozor al orinar o pérdidas de orina. Son frecuentes además las hemorroides, presentes ya desde el embarazo o que han empeorado con los pujos del parto.
Te recomiendo que utilices en el posparto compresas tocológicas de algodón puro, que son aquellas que permiten una mejor transpiración de la zona a la vez que son muy absorbentes (a mi personalmente me gustan unas que se llaman Febus pospart). Es importante que cambies a menudo la compresa porque estarás ayudando a mantener la zona muy seca, hecho que facilitará que los puntos caigan antes. Nunca emplees tampones en el posparto, podría favorecer una infección del interior de la cavidad uterina.
Las braguitas mejor también de fibras naturales. Los primeros días pueden ser de utilidad las desechables a pesar de que las gomas laterales no son demasiado cómodas. Eso sí evita licras, tangas y encajes, así como pantalones ajustados.
En cuanto al lavado de la zona perineal, ha de realizarse con agua y jabón en la ducha diaria, después de cada deposición y cuando sea preciso no abusando de un exceso de lavado que también interferiría en la cicatrización y secado de los puntos. Sécate cuidadosamente dando pequeños toques de delante a atrás con una toalla seca. Para la cura se los puntos, si es que los tienes, emplea clorhexidina en spray. El hilo de sutura que se emplea es reabsorbible, por tanto en una semana si no hay ningún problema los nudos habrán caido.
Otras recomendaciones prácticas:
A pesar de lo que hayas oído no te sientes sobre un flotador, tampoco te leves en videt, pues los puntos podrían abrirse
El hielo resulta muy agradable para reducir la inflamación del periné los dos primeros días. Siempre envuelto en un paño para no humedecer los puntos y no provocar quemaduras por aplicación directa. No más de 10 minutos, 3 veces al día.
Evita el estreñimiento ayudándote de laxantes o enemas si no se ha producido la defecación en 72 horas tras el parto.
No sobrecargues el suelo pélvico realizando esfuerzos o cargando peso. Los ejercicios de Kegel para recuperar el suelo pélvico puedes comenzar a realizarlos a las 24 horas del parto si no hay puntos. Si hay episiotomía o ha sido cesárea puedes comenzar a la semana. Consulta a tu ginecólogo o a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para que te informe

Mónica Vizcaíno Ginecóloga en Clínica Parc Central

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 mayo, 2014 en Ginecología

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: