RSS

LUXACIÓN CONGÉNITA DE CADERA

02 Abr

luxacion_congenita_cadera

La exploración de la cadera es uno de los pasos más importantes en la valoración del RN, siendo frecuente el hallazgo de diferentes grados de inestabilidad que a veces obligan a realizar pruebas complementarias.

 ¿Qué es la luxación congénita de cadera?

 En el caso de la luxación de cadera, la cabeza del fémur sale de su cavidad (conocida como acetábulo) en la pelvis. La subluxación es la pérdida parcial del contacto normal entre el fémur y la pelvis y la cadera luxable es cuando podemos luxar la articulación manipulándola.

 ¿Qué factores influyen? 

 Son múltiples los factores que intervienen en la génesis de esta deformidad. La luxación congénita de cadera es más común en algunas familias o en ciertas razas (asiáticas), pero la laxitud excesiva y la postura intrauterina juegan un importante papel. Algunas posturas forzadas en la que se colocan a los recién nacidos (en algunas culturas) también pueden influir.

Las niñas fruto de una primera gestación con una presentación de nalgas o la existencia de menor liquido amniótico (conocido como oligoamnios), tienen un mayor riesgo de presentar una luxación congénita de cadera.

 ¿Puede afectar a nuevos hermanos? 

 La luxación congénita de cadera tiene una predisposición familiar. Ante un caso familiar, todos los nuevos hermanos han de ser evaluados de forma precisa desde el momento del nacimiento siendo recomendable un estudio ecográfico de las caderas.

 ¿Cómo se detecta? ¿Qué hacer cuando nace un niño?

 A todos los recién nacidos se les debe explorar las caderas durante el primer examen postnatal, antes del alta clínica y en los controles en el periodo neonatal.

 La exploración clínica de todos los recién nacidos permite la detección precoz de la mayoría de pacientes afectos. Con unas maniobras de exploración que llamamos Ortolani y Barlow, evaluamos si la cadera está luxada o es luxable.

Otros signos, como la asimetría de pliegues en muslos, tienen menos importancia en esta edad, pero conviene reevaluar en los casos dudosos.

 Maniobra de Ortolani: al realizarla introducimos la cadera luxada en el acetábulo.

maniobra de ortolani

 Maniobra de Barlow: al realizarla luxamos la cadera que estaba previamente en el acetábulo.

barlow

 La ecografía de cadera, en nuestra opinión, no ha de realizarse de forma sistemática a todos los recién nacidos, pero sí en aquellos con una exploración física anómala o con más de tres factores de riesgo: antecedente familiar, sexo femenino, primer parto, presentación de nalgas, deformidades posturales asociadas (pies o cuello deformados), oligoamnios…

La radiografía convencional constituye el método usual de diagnóstico y control en otras edades.

La clínica en el niño mayor afecto de luxación congénita de cadera se caracteriza por cojera cuando inicia la marcha, y antes por deformidades (asimetría de pliegues, extremidad más corta).

 Cualquier retardo en el diagnóstico puede comprometer el futuro de la articulación y provocar la evolución hacia una artrosis precoz.

   ¿Qué tratamiento es el más apropiado? 

 El objetivo del tratamiento de la luxación congénita de cadera es obtener una cadera reducida sin deformidades residuales así como evitar las complicaciones y las secuelas.

 Algunos niños presentan sólo una inestabilidad de la cadera durante las primeras semanas de vida secundaria a la inmadurez de esta articulación, y en muchos de ellos, desaparece de forma espontánea.

Todos los niños que presenten una inestabilidad de cadera a partir del mes de vida y con estudio ecográfico realizado y alterado, han de ser tratados.

En el caso de tratar la luxación para reducir la cadera, se coloca una férula en abducción (Pavlik o Tubingen), que es una especie de tablilla que mantiene las piernas abiertas y, por lo tanto, reduce la luxación. Si la ecografía o radiografía de control muestra una correcta reducción, éste será el tratamiento definitivo.

Si después de 3 semanas de tratamiento con férulas de abducción no hemos conseguido una reducción adecuada tendremos que plantear una nueva estrategia terapéutica: tracción, reducción bajo anestesia general e inmovilización con un yeso pelvipédico.

  Arnés de Pavlik.

 ¿La enfermedad es grave? ¿Puede dejar secuelas?

 Cuando el diagnóstico y el tratamiento se realizan durante el primer mes de vida, la evolución suele ser muy buena, desarrollándose una cadera normal sin deformidades residuales y sin secuelas.

Por: MÓNICA AMOR LLORENTE (Médico Especialista en  Pediatría).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2 abril, 2014 en Pediatría

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: